COLEGIO NTRA. SRA. DE LOS DOLORES.

PASEO NTRA. SRA. DE LOS DOLORES, 2
45800 Quintanar de la orden

 

Teléfono y fax

925180843

HORARIO SECRETARIA

El horario de atención a las familias es de lunes a viernes de 10:00h a 12:00h

 

colnsdolores@telefonica.es

secretaria@colegiodolores.es

administracion@colegiodolores.es

HORARIO DIRECCIÓN

El horario de atención a las familias es de lunes a viernes de 09:00h a 10:00h

 

direccion@colegiodolores.es

ORIENTACIÓN EDUCATIVA

Solicitar cita previa llamando al teléfono o escribiendo un email a:

 

orientacion@colegiodolores.es

Telf: 925180843.

"ERES LO QUE AMAS" nos acerca LA MISERICORDIA

ACCESO INTRANET 

LOS MIEDOS DE LA INFANCIA

 

El miedo es una emoción natural que sirve para ponernos en alerta en situaciones amenazadoras, para protegernos y asegurar nuestro bienestar tanto físico como psíquico. Por tanto, podemos decir que el miedo es necesario ya que garantiza nuestra supervivencia. El niño que no tiene miedo nunca ve el peligro y por eso muchas veces los adultos decimos eso de “este niño no ve el peligro”.

El miedo es necesario porque ofrece la oportunidad de aprender y de enfrentarse a situaciones que van apareciendo en nuestras vidas, de ahí que no se debe evitar  sino que se debe enseñar a  afrontarlo.

Durante la infancia, el niño es muy vulnerable y por eso tiende a sentir miedo por muchas cosas que al adulto le parecen “tonterías”. El adulto debe  esforzarse en comprender y respetar esos miedos porque sino estaremos haciendo que el niño los esconda al pensar que no son buenos y esto genera en muchas ocasiones bloqueos. El niño debe de saber que tener miedo es normal y que se puede superar y para eso estamos los adultos, para enseñarles.

 

MIEDOS NORMALES EN LOS NIÑOS

  • De 0-1 año: a los ruidos extraños, a objetos que aparecen bruscamente, miedo a los extraños, a la separación de los padres.
  • De 1 a 3 años: miedo a la oscuridad, a separarse de los padres, a los animales e insectos, a las caídas (cuando empiezan a andar).
  • De 3 a 4 años: miedo a separarse de los padres, a los animales, a la oscuridad, monstruos, los disfraces con máscaras: la imaginación y creatividad les hace asustarse de lo que no ven, les cuesta distinguir realidad de fantasía, por lo que no debemos contarles historias de miedo con personajes malignos y dañinos. También tienen  miedo  al dolor físico y a los fenómenos meteorológicos
  • De 5 a 6 años: siguen sin diferenciar entre fantasía y realidad hasta los 6 años. Tienen miedo a separarse de los padres, a la oscuridad y los monstruos, aparece un nuevo miedo que es el de la enfermedad y la muerte

COMO AYUDAR AL NIÑO CON MIEDO

  • Hablar con ellos sobre sus miedos y de cómo se sienten sin juzgarles, solo escuchando con respeto y cariño.
  • Hablar sobre nuestros miedos les transmite confianza y naturalidad facilitando la comunicación y el vínculo entre padres e hijos. Contarle tus miedos de pequeño y cómo los superabas le ayudará a superar los suyos (Ej. cuando tenía miedo a la oscuridad imaginaba un sitio muy luminoso como la playa, me pongo a bailar, a cantar….) e incluso tus miedos de adulto.
  • Transmitir que el miedo es normal e importante. Si decimos “no tengas miedo, no pasa nada…” transmitimos que es algo malo que no nos gusta y el niño tenderá a esconderlo para tener contento a los padres.
  • Ofrecer protección para calmarle, un abrazo, darle la mano, un beso, escucharle…. Y sobre todo dar mensajes positivos: estoy contigo, ya veo que estas asustado, es normal que tengas miedo, a mí también me pasa y te voy a ayudar a superarlo, veo que estas asustado, puedes llorar….

RECURSOS PARA SUPERAR LOS MIEDOS

  • El dibujo: les permite expresar sus emociones y así liberar sus miedos. Una vez dibujado podemos ponerlo en un tablón (o cualquier otra cosa que elijamos) que consideremos que es la  cárcel de los miedos y de la cual no pueden salir.
  • Comprar un peluche pequeño, una moneda o cualquier cosa para que pueda dormir con ella o ponerlo debajo de la almohada  y dárselo al niño diciéndole que su función es protegerle durante el sueño y hará que los malos sueños y miedos desaparezcan. Cuéntaselo con entusiasmo e incluso invéntate una historia que le pueda gustar, si tú te lo crees él también se lo creerá. Sólo lo utilizará por la noche
  • Juegos: jugar a esconderse y mostrar susto donde el niño se esconde y cuando le encuentras tú te asustas; jugar dentro de casitas que se compran o se pueden construir; jugar a despertar a un muñeco, esto le ayudará al miedo a la soledad y separación de los padres cuando se van a dormir; jugar con linternas iluminando los objetos que hay dentro de la habitación (no hace falta que al principio este la habitación totalmente a oscuras puede haber penumbra), iluminando buscamos monstruos que nunca encontramos porque no existen….

OTROS CONSEJOS

  • No ridiculizar los miedos, para los niños es algo real.
  • Procurar no tener ropa o juguetes voluminosos repartidos por la habitación pues puede pensar que son monstruos.
  • Controlar los dibujos animados o lo que ven en la televisión o juegos.

BIBLIOGRAFÍA

  • Faber, adele y Mazlish, Elaine. Cómo hablar para que sus hijos le escuchen y cómo escuchar para sus hijos le hablen. Ed. Medici.
  • Berazaluce, Elena y Diego, Estíbaliz. A qué tienen miedo los niños. Ed.Síntesis, 2003.
  • Fodor, Elisabeth y García-Castellón, Mª Carmen y Morán Monstserrat. Todo un mundo de sensaciones. Ed. Pirámide, 2003
  • Chías-José Zurita, Macarena. Emocionarte con los niños. Ed. Desclée De Brouwer
  • Cornejo, Loretta. Manual de terapia infantil Gestáltica. Ed. Desclée De Brouwer.
  • Cristina García. Los miedos en la infancia. Edukame