COLEGIO NTRA. SRA. DE LOS DOLORES.

PASEO NTRA. SRA. DE LOS DOLORES, 2
45800 Quintanar de la orden

 

Teléfono y fax

925180843

HORARIO SECRETARIA

El horario de atención a las familias es de lunes a viernes de 10:00h a 12:00h

 

colnsdolores@telefonica.es

secretaria@colegiodolores.es

administracion@colegiodolores.es

HORARIO DIRECCIÓN

El horario de atención a las familias es de lunes a viernes de 09:00h a 10:00h

 

direccion@colegiodolores.es

ORIENTACIÓN EDUCATIVA

Solicitar cita previa llamando al teléfono o escribiendo un email a:

 

orientacion@colegiodolores.es

Telf: 925180843.

"AVANZA, PERDONA-T" nos acerca AL PERDÓN

ACCESO INTRANET 

celos en los niños

Los celos son una emoción, un sentimiento que necesita ser expresado por el niño de la forma más natural posible y de forma equilibrada de tal manera que no llegue a  bloquear  al niño.

El niño debe de aprender a vivir los celos de forma equilibrada sabiendo que es capaz de controlarlos y convertirlos en seguridad, consiguiendo fortalecer su autoestima. Para ello, necesita la ayuda de sus padres y de los educadores quienes ayudaran al niño a expresar y exteriorizar sus sentimientos sintiéndose comprendido y no juzgado de tal manera que se sienta liberado y así podrá controlar esos celos con mayor facilidad. Este aprendizaje se verá reflejado en su comportamiento.

¿Qué son los celos?

Los celos son el resultado de la frustración que tiene el niño al sentirse privado de la seguridad que necesita, o del afecto suficiente o no recibe la aceptación que requiere de su entorno. El niño, por tanto, siente celos cuando piensa que otro tiene el afecto o aceptación que tenía que tener él (hermano, amigo, primo…). Los celos es un sentimiento de envidia tanto a cuestiones materiales (ropa, juguetes…de otro) como a cuestiones afectivas (atenciones o mimos  que recibe otro).  

Los celos esconden falta de autoestima y falta de seguridad en sí mismo. Cuando mamá esta abrazando o besando a su hijo, el hermano piensa que éste está recibiendo más atención que él y además que él se quedará sin esos abrazos y besos. En este instante tenemos que transmitir al niño que los abrazos que das a uno, no le quitan el amor al otro.

Cuando se dan los celos se dan a través de comportamientos negativos como son lloros, pataletas, gritos… los padres no deben de hacer solo caso a estos sino pensar que es un sentimiento de frustración en el que el niño piensa que le quieren menos que a él. Aunque los padres sepan que no es así, el niño lo duda y por eso necesita saberlo y oírlo muy a menudo durante un tiempo.

¿Cómo se expresan los celos?

Los celos pueden manifestarse a través de:

  • Un comportamiento ruidoso: cuando el niño se siente desplazado por la llegada de un hermano o algún cambio  familiar, puede buscar atención y afecto apareciendo un comportamiento que antes no tenía. Estos comportamientos El niño aprende rápidamente que si se comporta de forma ruidosa, con pataletas, revoltoso, quejoso, tozudo…..llama la atención de su familia fácilmente por lo que suelen aparecen comportamientos que antes no tenía e incluso conductas regresivas como hacerse pis, despertares nocturnos….. Debemos de pensar que esto es normal y solo lo debemos de considerar como una alarma de cómo el niño se está sintiendo (inseguro , frágil ...) a la que debemos de responder con amor ofreciéndoles atención durante un rato y marcando limites y pautas claras.
  • Un comportamiento silencioso: cuando los niños no manifiestan los celos y mantienen silencio se agrava más su sufrimiento y se daña más su autoestima. Al no manifestarse los padres le prestan menos atención y sus pensamientos de que no le quieren, no cuentan con él…. permanecen más en el tiempo y hacen que el niño se sienta mucho peor. Si el comportamiento del niño es así los padres deben de ofrecer mensajes verbales y no verbales que hagan que el niño se sienta querido por cómo es.

Motivos que pueden motivar celos

  • Falta de comprensión: creen que no se les escucha.
  • Falta de confianza en uno mismo: creen que no cuentan con ellos porque ellos no valen.
  • Mayor necesidad de afecto: necesitan más cariño y afecto ya que están en una situación en la que el sentimiento de inferioridad e inseguridad que sienten es muy fuerte y les supone mucho esfuerzo superarlo.
  • Sentimiento de culpa: piensan que todo lo malo se debe a ellos.
  • Se sienten excluidos: no se le tiene en cuenta en las decisiones familiares. Sentirse implicado es fundamental para estrechar vínculos afectivos.
  • Pérdida de privilegios o status: se ve en la necesidad de compartir todo  lo que tenía antes de aparecer el nuevo hermanito, primo….

Recomendaciones

  • Aumentar su autoestima: el niño necesita oír de sus padre mensajes que alivien el sufrimiento que le provoca sufrir celos. Mirándole a los ojos y con calma dile cosas como “Cariño que atienda a tu hermano no significa que a ti no te quiera. Ahora le doy besos a él y luego te daré a ti los tuyos”;  “A él/ella le digo guapo/a pero eso no significa que tu no lo seas. Ahora le toca a él/ella, luego te tocará a ti y solo a ti”;  “A ti te quiero por ser tú mismo, por ser….(su nombre) y a tu hermano lo quiero por ser él (dices su nombre; tú eres único y como tú no hay nadie más”
  • Que exprese sus sentimientos  para aprender a gestionarlos: tenemos que conseguir algún momento en el que logremos que el niño se sienta cómodo y nos confiese sus sentimientos, nos explique lo qué piensa y cómo se siente. Esto no significa que sea un interrogatorio hacia el niño ya que de esa forma se sentirá presionado e intentará responder a las expectativas de sus padres. Es importante que se sienta escuchado, diga lo que diga, sin juzgarlo, solo hay que escucharlo y entenderlo validando así lo que siente con palabras como “ vaya , ya veo, estas dolido” “ veo que estas enfadado con tu hermano” “sí, es verdad, a veces es pesado tener hermanos”. Cuando dicen cosas como que odian a su hermano, les podemos ayudar a gestionar sus emociones  con  expresiones como “dices que le odias  pero yo creo que estas furioso porque crees que le queremos a él más que a ti y eso te hace enfadar mucho porque sientes celos”  o “crees que le odias pero lo que te pasa es que estas celoso”…
  • Dejar claro el papel que desempeña: debemos decirle claramente los cambios que ha habido y cuál es su lugar ahora en la familia. Debemos dejarle claro cuál es su papel y lo que se espera de él pero sin grandes pretensiones, es decir, darle responsabilidades pero que correspondan a su edad y valorarle por ellas. Le podemos decir que ahora tiene un espacio que es para él solo donde puede tener sus cuentos, pinturas….; que hay algunos juguetes que solo son suyos y los pondréis en un sitio diferenciado y nadie los podrá coger sin su permiso; otro privilegio puede ser que él se puede ir a dormir un poco más tarde porque es mayor; alguna actividad exclusiva con mamá y otra con papá en diferentes momentos y días de la semana como ir al parque, montar en bici, ir a comprar, dibujar, jugar a algo, etc

bibliografía

A.Faber,   E.Mazlish,   Cómo   hablar   para   que   sus   hijos   le escuchen   y   cómo   escuchar   para   que   sus   hijos   le   hablen.  Editorial Medici. 1997

Loretta  Cornejo. Manual  de  terapia  infantil  Gestáltica. Ed. Desclée de Brouwer 1998

Mº Luisa Ferrerós ,Abrázame, mamá. El desarrollo de la autoestima infantil y juvenil Editorial Planeta Prácticos, 2007.

Macarena  Chías-José  Zurita , Emocionarte  con  los  niños.  Ed. Desclée De Brouwer ,2010

Mauice   J.   E,   Steven   E.   Tobias, Educar   con   inteligencia emocional. Plaza y Janés Editores, S.A, 1999

C.García, Tiene celos ¿Qué puedo hacer?. EduKame